Asamblea de NY aprueba el DREAM Act, pero otra vez depende del Senado

49
El presidente de la Asamblea, Carl Heastie, al centro, durante la presentación de la legislación DREAM Act de Nueva York, el pasado martes 5 de febrero.
El presidente de la Asamblea, Carl Heastie, al centro, durante la presentación de la legislación DREAM Act de Nueva York, el pasado martes 5 de febrero.

Redacción LTH
Por octavo año consecutivo, la Asamblea Estatal de Nueva York, que tiene una mayoría Demócrata, volvió a aprobar el proyecto de ley del Dream Act” , que ofrece ayuda financiera a “dreamers” estudiantes del estado que desean ir a la universidad y que actualmente no califican para ese beneficio por su estatus migratorio, según anunciió Carl Heastie, el presidente de la Asamblea Estatal.
“Es económicamente y totalmente equivocado negar a los estudiantes que fueron educados en nuestro sistema escolar público. Cuando la educación de un estudiante se trunca, cada uno de los neoyorquino sufre las consecuencias”, dijo Heastie, en un comunicado.
Sin embargo, como en las veces anteriores que no pudo convertirse en ley, la legislación quedará nuevamente en manos del Senado, que es controlado por los Republicanos y que se oponen a la medida.

La elegibilidad bajo la propuesta
Según la propuesta, estos estudiantes serán elegibles para becas generales basadas en su rendimiento o para el Programa de Asistencia de Matrícula del Estado de Nueva York (TAP) si:
– Asistió a una escuela secundaria de dos o más años aprobada por el Estado de Nueva York, se graduó de una escuela secundaria estatal aprobada y solicitó asistencia a un colegio o universidad del Estado de Nueva York dentro de los cinco años de recibir su diploma de escuela secundaria del Estado de Nueva York; o
-Asistió a un programa aprobado del Estado de Nueva York para un diploma de equivalencia de escuela secundaria estatal, recibió su diploma de equivalencia de una escuela secundaria estatal y solicitó asistencia a una universidad del Estado de Nueva York dentro de los cinco años de recibir su diploma de equivalencia de la escuela secundaria estatal; o
– De lo contrario, son elegibles para la matrícula dentro del estado en SUNY, CUNY o universidades comunitarias según lo prescrito por sus criterios de admisión.

El asambleísta Ramos respalda el proyecto de ley
“Desde la fundación de nuestro país, Nueva York se ha mantenido como un testimonio de la inclusión, atrayendo a inmigrantes de cerca y lejos. La aprobación de la Ley de Fomento para el Progreso, Alivio y Educación para Menores Extranjeros de Nueva York (DREAM, por sus siglas en inglés) para proveerles a los hijos de inmigrantes un mayor acceso a la educación avanzada continúa edificando este legado”, expresó el Asambleísta Phil Ramos en un comunicado.
“No podemos darles la espalda (a los Dreamers) cuando se gradúan de la escuela secundaria. No permitirles el acceso a los mismos programas de ayuda con la matrícula que a sus compañeros es cruel y de poca visión hacia el futuro”, agregó.