Autoridades federales dicen que la vacuna tiene un 36% de efectividad

67

Redacción LTH
Las hospitalizaciones por la gripe disminuyeron por primera vez en Nueva York en la primera quincena de febrero, poniendo fin a una racha de máximos récord, aunque la cantidad de casos confirmados por pruebas de laboratorio aumentaron nuevamente en todo el estado.
Las buenas noticias en Nueva York fue que las hospitalizaciones disminuyeron un 3 por ciento la semana pasada, según datos del Departamento de Salud del Estado, pero esa mejora se vio contrastada por el número de casos confirmados por los laboratorios, que aumentaron un 7 por ciento a 16,804, la cifra semanal más alta en esa categoría desde la presentación de informes comenzó en el 2004.
Cinco niños han muerto en el estado de influenza.

Eficacia variable de la vacuna
Mientras tanto, los funcionarios federales de salud en Washington, D.C., publicaron sus datos provisionales sobre la adecuación de la vacuna contra la gripe, en lo que va de la temporada. Las cifras tienen un gran contraste.
Este año la vacuna contra la gripe es en promedio 36% efectiva para los adultos, pero hasta 59% en niños menores de 8 años, más de lo que se creía en esta temporada que ha sido particularmente severa y que pareciera estar nivelándose, advirtieron las autoridades sanitarias en un mensaje donde instan a las personas que aún no se han vacunado a que lo hagan ya que se espera que pasen muchas semanas antes de que termine.
La advertencia es porque tres cuartas partes de las personas de todas las edades que murieron por complicaciones de la gripe en la epidemia actual no fueron vacunadas, dijeron las autoridades federales de salud.

No hay que bajar la guardia
Pero los funcionarios del gobierno en Nueva York no han bajado la guardia y continuaron corriendo la voz sobre la vacunación.
“Estamos haciendo todo lo posible para garantizar la disponibilidad y la asequibilidad de la vacuna contra la gripe, y animo a todos a permanecer alertas y vacunarse”, dijo en un comunicado Andrew Cuomo, el Gobernador de Nueva York.
“Vayan a vacunarse. Háganlo por ustedes, sus hijos y su comunidad”, dijo el Secretario de Salud Alex Azar este jueves durante el primer reporte oficial de la temporada de la gripe que ofrece personalmente desde que asumió el cargo. Aclaró que él, su esposa, sus dos hijos y el presidente Trump, quien no ha dicho palabra en torno al tema, ya lo habían hecho. Aunque los CDC habían dado reportes semanales hasta la fecha, la Casa Blanca había permanecido en silencio.

No es perfecta, pero ayuda
La vacuna protege contra tres cepas de la gripe: dos tipo A (la H3N2 que ha sido la predominante y la H1N1) y una tipo B, de la que han comenzado a verse más casos. Está demostrado que funciona mejor previniendo la muerte por influenza que evitando que se contraiga el virus como tal, lo que es otro motivo importante para no descartarla. “No implica que no te vas a enfermar, pero sí atenuará la enfermedad”, aclaró el Cirujano General, Jerome Adams.
Para la cepa predominante, H3N2, que está asociada a más hospitalizaciones, la vacuna ha probado ser solamente 25% efectiva en adultos (más de lo que se esperaba al ver su eficacia en Australia que apenas llegó al 10%) pero hasta 51% en niños. Para el H1N1 la protección promedio sube a 67% y para la influenza tipo B a 42%.
Dos tercios de los niños y adolescentes que murieron por influenza entre 2010 y 2016 no habían sido vacunados. Las muertes pediátricas de esta temporada, que aún no termina, ya van por 84 y se teme que el número siga escalando y supere a los de años anteriores.