“Presidencia de El Salvador lo definiremos en 2da vuelta”, Gustavo López Davidson, precandidato de ARENA en NY

128
Gustavo López Davidson, uno de los pre candidatos presidenciales de ARENA. Foto: LTH
Gustavo López Davidson, uno de los pre candidatos presidenciales de ARENA. Foto: LTH

Por: Francisco Manrique/LTH
El empresario Gustavo López Davidson, uno de los aspirantes a la candidatura presidencial del partido ARENA, visitó Long Island el domingo 18 de febrero, reuniéndose con sus partidarios, e incluso inauguró la sede del partido en Nueva York, ubicado en lo que era un antigua iglesia cristiana en Glenwood, en el condado de Nassau.
López Davidson, cuya familia es propietaria de Laboratorios López en El Salvador, está afiliado al partido tricolor desde muy joven y, de hecho, es uno de los fundadores del partido que gobernó El Salvador desde 1989 hasta el 2009.
El local partidario de ARENA, según López Davidson, pretende ser un centro de apoyo para los salvadoreños residentes en la isla, en temas de asesorías migratorias, así como de actividades culturales y de encuentro. Es la primera sede oficial en todo Estados Unidos.
La designación del candidato presidencial de ARENA se llevará a cabo el 22 de abril próximo y López Davidson se enfrenta a otros dos pre-candidatos, el empresario Javier Simán y el abogado y ex-militar Carlos Callejas, de quien se dice es el favorito según recientes encuestas. En las elecciones votarán, por primera vez en la historia de ARENA, más de cien mil partidarios inscritos en todos los departamentos de El Salvador.
La Tribuna Hispana charló con el pre-candidato acerca de varios temas que competen también a los salvadoreños que viven en el exterior.

La Tribuna Hispana: A qué obedece su visita a Long Island, aunque sabemos que es uno de los precandidatos de ARENA en las elecciones presidenciales del 2019 de El Salvador, tenemos entendido que los que viven fuera de su país no podrán votar en las elecciones internas.
Gustavo López Davidson: Estoy realizando una serie de encuentros con los salvadoreños que viven en el exterior, para traerles nuestro mensaje y darme también a conocer como precandidato en unas elecciones internas que van a ser históricas, porque nunca antes en el partido se han hecho unas elecciones primarias a voto secreto, en donde los únicos que votarán serán nuestros afiliados, quienes elegirán quién será el candidato presidencial el 22 de abril próximo.

LTH: ¿La reciente visita de los tres precandidatos a Washington D.C., para hablar del TPS, no fue solo una pose o acción de relaciones públicas?
GLD: No, fíjese que los tres pre-candidatos somos más bien de la idea de un mejor acercamiento con EE.UU., que el actual gobierno no solo se ha alejado sino que no ha hecho nada por mantener nuestras cordiales relaciones, al punto que nuestra Embajadora actual ni siquiera sabe hablar el inglés. Entonces tenemos que reconstruir la relación, no solo con el gobierno estadounidense, sino también con los salvadoreños que viven aquí, quienes han estado totalmente abandonados.
Si llegamos al gobierno, procuraremos que quienes dirijan nuestros consulados sean personas que vivan aquí y no traer gente de El Salvador, que no conocen la problemática de los salvadoreños en el exterior y que sea un consulado para todos, sin importar el color político, es así como funciona la democracia. Pero en el tema TPS es una tragedia lo que va a pasar con cerca de 200 mil salvadoreños, lo que demuestra que este gobierno ha estado ausente para permitir este desenlace.
Lo que proponemos es trabajar, a través de una empresa de cabildeo, para buscar una solución comprensiva y permitir una residencia definitiva para los salvadoreños que tienen TPS, además de beneficiar también a los “Dreamers”.

LTH: ¿La elección interna, que es inédita, como usted manifiesta, es también una respuesta de cambio a lo que significó ARENA como partido verticalista, donde las decisiones las tomó la cúpula?
GLD: Creo que en ARENA hemos entendido el mensaje que si los partidos políticos quieren salir adelante, tienen que adaptarse a las nuevas realidades. Y esta adaptación, sin duda, requiere de nuevas caras, nuevos cuadros, propuestas importantes y trascendentales, es lo que en general estamos trabajando. Creo que ha sido una decisión genial en el objetivo de tener una nueva ARENA más democrática, más representativa y es lo que nuestro pueblo requiere.

LTH: Sin embargo, la percepción de ARENA como gobierno corrupto, con un ex-presidente que se murió sin una condena y otro preso, junto a otros funcionarios, acusados de robarse el dinero del erario nacional, es una pesada carga que tendrán que enfrentar.
GLD: Como en todo partido, existen buenos y malos elementos. En el caso del ex-presidente Flores, no se ha podido comprobar que se apropió de un dinero que donó el gobierno de Taiwán, lo que sí está claro es que ese dinero fue a parar a un Instituto político y este usó ese dinero para la campaña presidencial de Tony Saca. Pero, en lo referente al presidente Saca, mucho antes que lo metieran preso el partido lo expulsó, esto nos ha llevado a promover una renovación de cuadros y que nos permita incorporar a personas que puedan dar la cara sin ningún señalamiento.

LTH: Cómo van a ser los filtros para la designación de funcionarios, hay muchos casos de corrupción de funcionarios en los gobiernos de ARENA.
GLD: Este es un tema neurálgico que hemos tratado al interior del partido y que por supuesto reclama la población. Al respecto, he propuesto que no solo la Corte de Cuentas fiscalice la gestión pública, sino que también lo hagan empresas auditoras externas de prestigio. Incluso para apuntar hacia una buena gestión pública, invitar a salvadoreños exitosos y profesionales que viven en Estados Unidos para que trabajen en la gestión económica del país, con su experiencia y conocimiento. Esto dará confianza, no solo a los empresarios internacionales para que inviertan sino también al país, en el objetivo de reducir también el gran problema de la delincuencia que afronta El Salvador.

LTH: ¿Qué opina del fenómeno Bukele?
GLD: A Bukele lo conozco, lo respeto. Sin embargo, en mi opinión, creo que su figura está inflada, no corresponde a la realidad. Lo que sí es cierto es que la participación de Nayib como candidato presidencial va a debilitar a la izquierda, de tal modo que a nosotros no nos va afectar mucho, a quienes les afectará serán a los sectores de centro izquierda e izquierda. Y así divididos no me cabe la menor duda que la elección podría definirse contra Bukele, relegando al FMLN a una tercera posición. Ya no estamos en tiempos de “Yankees go home”, o de quemar banderas norteamericanas, cuando aquí viven tres millones de salvadoreños.