La crueldad gratuita de Trump, separar a los niños y madres que buscan refugio

168
Foto: Agencias
Foto: Agencias

The Washington Post
¿Qué le hizo exactamente a los Estados Unidos una niña congoleña de 7 años, para merecer el trauma que está sufriendo, incluida la separación forzosa de su madre, por parte de la Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen y sus agentes de inmigración?
No hay ninguna acusación de que la niña, conocida solo como S.S. en los documentos de una demanda judicial, sea una terrorista, ni hay ninguna sugerencia de que su madre lo sea. Ninguna ha estado involucrada el contrabando, ni el tráfico, ni el incumplimiento de la ley de ninguna otra forma. Por el contrario, la madre de S.S., de 39 años, se presentó con su hija ante los funcionarios de EE.UU. cuando cruzaron la frontera de México hace cuatro meses, explicando que habían huido de la violencia extrema en el Congo y que estaban pidiendo asilo.
Un oficial de asilo de EE.UU. Entrevistó a la Sra. L, como es llamada la madre en la demanda que interpuso en su nombre la Unión Americana de Libertades Civiles, determinó que ella tenía un temor creíble de daño si la devolvían al Congo y tenía una oportunidad de que le puedan conceder un asilo. A pesar de ese hallazgo preliminar, los funcionarios decidieron que lo correcto era separar a S.S. de su madre, quien “podía oír a su hija en la habitación contigua, gritando frenéticamente que quería quedarse con su madre”, dice la demanda.

Una práctica cruel y común
La administración de Trump ha dicho que está considerando separar a los padres de sus hijos, como un medio para disuadir a otras familias inmigrantes, la mayoría de ellas centroamericanas, de emprender el peligroso viaje para llegar a Estados Unidos y buscar asilo. Ahora, sin ningún anuncio formal, esa práctica cruel, descartada por los gobiernos anteriores, se ha vuelto cada vez más común, dicen los grupos defensores de los inmigrantes. En los nueve meses anteriores a febrero, los agentes del gobierno separaron a los niños de sus padres 53 veces, según los datos compilados por el Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados.
No se equivoquen: la Sra. L y su hija S.S. podrían haber sido ubicadas juntas en un Centro de Detención Familiar. No se ha explicado por qué se tomó la determinación de separarlas; ni hay ninguna alegación de que la Sra. L sea una madre no apta para su hija.

Más despiadado que su país natal
El único principio en el trabajo que está haciendo inmigración, si puede llamarse así, es la idea de que los futuros solicitantes de asilo puedan ser disuadidos si están convencidos de que Estados Unidos es, en realidad, un lugar más cruel y despiadado que su país natal.
La malicia gratuita hacia los niños no es una característica que está generalmente asociada con los Estados Unidos, pero bajo la guía de Nielsen, el Departamento de Seguridad Nacional parece decidido a cambiar eso. Un portavoz de Seguridad Nacional no hizo ningún comentario sobre este caso, pero dijo que el departamento no tiene “actualmente” una política con respecto a la separación de los padres solicitantes de asilo y los niños que están detenidos.

Separaciones con las deportaciones
Separar a los niños de sus padres mientras aguardan la adjudicación de las solicitudes de asilo es parte de la misma ideología de arrestar y deportar a inmigrantes indocumentados respetuosos de la ley que, de a la misma vez, han vivido y trabajado durante décadas en los Estados Unidos y son padres de niños nacidos en los EE.UU. Esa práctica, también llevada a cabo por los agentes de deportación de la Seguridad Nacional, se ha vuelto mucho más común bajo el gobierno de Trump.
Desde que fue arrancada de su madre a principios de noviembre, a S.S., que se encuentra en un centro de detención en Chicago, se le ha permitido hablar con su madre, que se encuentra en un centro de detención en San Diego, una media docena de veces por teléfono. La niña, que cumplió 7 años en diciembre, llora habitualmente por teléfono, de acuerdo con la demanda de la ACLU. ¿Es este el tipo de protección que los estadounidenses quieren de su Departamento de Seguridad Nacional?

Texto original: https://www.washingtonpost.com/opinions/gratuitous-cruelty-by-homeland-security-separating-a-7-year-old-from-her-mother/2018/03/04/98fae4f0-1bff-11e8-ae5a-16e60e4605f3_story.html?utm_term=.5d99a1ded24d
Traducción: A. Mondragón