A pesar de las “sanciones”, EE.UU. compra motores rusos para cohetes

95
Parte trasera de un cohete Atlas V con motor ruso RD-180. Foto: NASA

Por Tyler Durden
La semana pasada, el gobierno de Trump y el Departamento del Tesoro de EE.UU. impusieron sanciones a varias compañías rusas y multimillonarios de ese país, por presuntamente apoyar a las agencias militares y de inteligencia de Rusia, para causar más ciberataques y otras actividades maliciosas.
A pesar de la nueva ronda de duras sanciones estadounidenses, sin embargo, Rusia suministrará dos envíos de motores para cohetes a la Fuerza Aérea de los EE.UU. en el 2018, según dijo a TASS Pyotr Lyovochkin, el desarrollador jefe de la Asociación de Producción y Ciencia Energomash [el desarrollador de motores].
“Actualmente, la producción de motores comerciales en Energomash se está llevando a cabo de conformidad con los contratos firmados. El envío del primer lote de motores RD-180 y RD-181 a los Estados Unidos, está previsto para el segundo trimestre de 2018”, dijo el desarrollador en jefe, el viernes 15 de junio.
“Y el próximo lote de estos motores se entregará al cliente a fin de año”, agregó, sin especificar el número de motores.

La Fuerza Aérea ruso-dependiente
Los cohetes Atlas III y Atlas V, fabricados por la División Convair de General Dynamics, junto con los cohetes Antares son la solución más económica y viable para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en el lanzamiento de pesadas cargas a órbitas altas.
Pero la ironía de esta historia es que la familia de cohetes Atlas y Antares se basan en los motores de cohetes rusos para la primera etapa. Esto se ha convertido en una peligrosa amenaza para la seguridad nacional, ya que la Fuerza Aérea se ha vuelto ruso-dependiente de los motores de cohetes RD-180 y RD-181. El contrato de la Fuerza Aérea con Energomash se extiende hasta la segunda mitad del 2019.

Cohetes Made in USA en espera
La Fuerza Aérea está evaluando propuestas de ULA, SpaceX y Orbital ATK para nuevos cohetes, que se fabricarán completamente en los Estados Unidos. Sin embargo, la transición podría demorar algunos años.
En el 2014, el Congreso de los EE.UU. se puso serio acerca de la dependencia de los motores de cohetes rusos, y prohibió tanto el RD-180 como el RD-181, en medio de tiempos difíciles entre ambos países con respecto a la crisis de Ucrania.
Sin embargo, los motores de cohetes rusos son la solución más económica y efectiva para que la Fuerza Aérea descargue cargas pesadas en el espacio exterior, por lo que la prohibición fue levantada rápidamente en el 2015. Posteriormente, la Fuerza Aérea colocó una orden de compra aún mayor, por un adicional de 18 motores RD-180 más, a mediados de 2016.

¿Qué pasaría si Rusia bloquea la entrega?
Mientras tanto, en su declaración sobre la última ronda de sanciones rusas, el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo: “Estados Unidos está realizando un esfuerzo continuo para contrarrestar a los actores malintencionados que trabajan por mandato de la Federación Rusa y sus unidades militares y de inteligencia, para aumentar las capacidades ciber ofensivas de Rusia”. Pero Washington debe caminar con cuidado —o, Moscú podría contraatacar con restricciones comerciales en los motores de cohetes de Energomash.
¿Cómo respondería Washington si Rusia reduce la adicción de los militares estadounidenses a los motores de cohetes baratos?

Fuente: https://www.zerohedge.com/news/2018-06-17/despite-new-tough-sanctions-us-takes-delivery-russian-rocket-engines