La detención de los inmigrantes es un negocio multibillonario

95

Redacción LTH
En el sistema-mundo capitalista de todo lo que es y hace el ser humano se hace un negocio, incluyendo el sufrimiento humano.
A mediados del 2016, luego de que el gobierno de Obama anunció que dejaría de usar las cárceles privadas para detener a los inmigrantes indocumentados, las acciones de Core Civic y Geo Group, dos de las corporaciones penitenciarias más grandes del mundo, disminuyeron.
Sin embargo, todo eso cambió unos meses después cuando Donald J. Trump fue electo presidente a finales ese mismo año. Y pocos días después de la inauguración del nuevo gobierno, en enero del 2017, el recién estrenado Fiscal General Jeff Sessions, revocó la decisión del presidente saliente sobre las cárceles privadas, lo que provocó que las acciones de CoreCivic subieran un 140% y las de Geo Group un 98%.

Trump impulsor del negocio
Y al parecer, dentro de su concepto de hacer crecer las empresas estadounidenses dentro de los Estados Unidos, Trump se ha vuelto en un gran impulsor del negocio de las cárceles privadas.
Las acciones de Core Civic y Geo Group volvieron a dispararse a mediados de junio del 2018, luego de que el presidente Trump firmó una orden ejecutiva para poner fin a la separación de los niños inmigrantes de sus padres en la frontera de México y EE.UU. La clave es que, según Trump, el gobierno necesitará más centros de detención para mantener encerrados a los padres inmigrantes con sus hijos.

Más negocios para los carceleros
En este contexto, el gobierno ha dado a conocer detalles de un proyecto de ley pendiente en el Congreso, que incluye $7 mil millones de dólares, para construir nueva infraestructura cerca de la frontera, incluyendo más centros de detención permanentes y temporales.
La orden ejecutiva aumentará la necesidad de más espacio en los centros de detención familiar de Inmigración y Aduanas (ICE), lo que posiblemente traiga más negocios a las dos compañías, que operan centros de detención familiar de ICE además de otras empresas relacionadas con el encarcelamiento de inmigrantes.

El “pagar para recibir” de Core Civic y Geo Group
Durante la campaña de Trump, el Grupo GEO donó $225,000 a Trump Super PAC. Una vez que Trump ganó las elecciones, el GEO Group y otra corporación de prisiones privadas, CoreCivic, donaron $250,000 al Comité Inaugural de Trump.
CoreCivic tiene contratos en curso con el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia por valor de varios miles de millones de dólares.
En operación desde 1984, Geo posee o administra 141 cárceles o centros de detención con un total de 96,000 camas, según el sitio web de la compañía.
Y ambas empresas gastaron millones de dólares en respaldar a miembros del Congreso durante 2018, con un enfoque en el influenciar los planes de gastos del Departamento de Seguridad Nacional y los Departamentos de Justicia, de acuerdo con los registros de transparencia en donaciones.