Los números reales: 21.5% de desempleo y 10% de inflación

102

Por Michael Snyder
Cada vez que los medios corporativos promocionan algunos “maravillosos nuevos números económicos”, no sé sí reír o llorar. Sí, es cierto que las cifras económicas han mejorado ligeramente desde que Donald Trump ingresó a la Casa Blanca, pero el cuadro económico optimista que los medios pintan constantemente es completamente absurdo.
Como usted lo verá más adelante, o ya lo sabe por la patética realidad de su bolsillo, si se usaran números honestos, todos los principales números de la economía de Estados Unidos serían absolutamente terribles.
El economista John Williams, de shadowstats.com, ha estado rastreando cómo serían nuestras principales estadísticas económicas si se hubieran usado cálculos honestos desde hace muchos años, y él ha ganado una excelente reputación por ser preciso. Y según él, parece que la economía de Estados Unidos ha estado en recesión y / o depresión desde hace mucho tiempo.

El cuadro rosa del NYT
Comencemos hablando de desempleo. Las cifras oficiales nos dicen que la tasa de desempleo en los Estados Unidos es actualmente “3.8 por ciento”, que sería la más baja “en casi 50 años”.
Para apoyar esta cifra, los medios dominantes publican artículos que declaran lo maravilloso que es todo. Por ejemplo, lo que sigue es de un artículo reciente del New York Times titulado “Nos quedamos sin palabras para describir qué tan buenos son los números de los trabajos”…
La verdadera pregunta al analizar los números de empleos de mayo, publicados el viernes, es si hay suficientes sinónimos para “bueno” en un diccionario en línea, para describirlos adecuadamente.
Entonces, por ejemplo, “espléndido” y “excelente” encajan. Esos son los tipos de términos que son apropiados cuando la economía de los Estados Unidos agrega 223,000 empleos en un mes, a pesar de estar nueve años en expansión, y cuando la tasa de desempleo cae al 3.8 por ciento, un nuevo mínimo en 18 años.

¿No suena fantástico?
Sería genial, si los números descritos fueran honestos.
La verdad, por supuesto, es que el porcentaje de la población empleada apenas se ha movido desde las profundidades de la última recesión. Según John Williams, si se usaran números correctos, la tasa de desempleo sería actualmente del 21.5% en la actualidad.
Entonces, ¿cuál es el motivo de la enorme disparidad?
Como lo he explicado repetidamente, el gobierno simplemente ha estado trasladando a las personas de la categoría “oficialmente desempleados”, a la categoría “no están en la fuerza de trabajo” durante muchos, muchos años.
Si usamos los números del gobierno, hay casi 102 millones de estadounidenses en edad laboral, que no tienen un trabajo en este momento. Eso es más alto de lo que fue en cualquier momento durante la última recesión.
Estamos siendo engañados. Tengo un amigo en el sur de Idaho, un ingeniero de software altamente capacitado, quien ha estado sin trabajo durante dos años.
Si la tasa de desempleo es realmente “3.8 por ciento”, ¿por qué no puede encontrar un trabajo decente?

Manipulando la medición de la inflación
Ahora, hablemos de la inflación.
Según Williams, la forma en que se ha calculado la inflación en este país ha cambiado repetidamente a lo largo de las décadas…
Williams argumenta que las agencias estadísticas de los EE.UU. sobreestiman los datos del PIB subestimando el deflactor de la inflación que usan en el cálculo.
Manipulando la tasa de inflación, Williams argumenta en Comentario Público sobre la Medición de la Inflación, también se permite que el gobierno de los Estados Unidos pague a los pensionistas menos de lo que se les prometió, modificando los ajustes del costo de vida.
Esta manipulación se ha llevado a cabo, irónicamente, de manera abierta durante décadas, a medida que sucesivos gobierno republicanos y demócratas hacían “mejoras” en la forma en que calculaban los datos.

Inflación real sería del 6% al 10%
Si la inflación fuera aún calculada de la misma manera que en 1990, la tasa de inflación sería del 6 por ciento hoy en día en lugar de alrededor del 3 por ciento.
Y si la inflación se calculara de la misma manera que en 1980, la tasa de inflación sería de alrededor del 10 por ciento en la actualidad.
¿No te parece más “fiel” eso? Todos hemos visto cómo los precios de la vivienda, los alimentos y la atención médica se han disparado en los últimos años. Después de saber lo que a uno le ha sucedido en su propia vida, ¿cree que las tasas oficiales de inflación del “2 por ciento” y “3 por ciento” que se nos han dado en los últimos años y que son casi exactas?
Debido a que la inflación es masivamente subestimada, eso también tiene un tremendo efecto en nuestras cifras de PIB.

Una recesión que lleva 14 años
Si se usaran cifras de inflación exactas, todavía estaríamos en una recesión en este momento.
De hecho, Williams insiste en que aún estaríamos en una recesión que comenzó en el 2004.
Y sin duda, una gran cantidad de otros indicadores más independientes también apuntan en esa dirección. Lo que sigue es de una excelente artículo de Peter Diekmeyer…
Los hallazgos de Williams, aunque controversiales, corroboran una variedad de otros datos. Las ganancias promedio de los salarios han estado estancadas durante décadas. La tasa de participación en la fuerza de trabajo de los Estados Unidos se mantiene en mínimos desde hace varias décadas. Incluso nuestro deslumbrante Big Mac deflactor sugiere que la economía de los EE.UU. está en una depresión.
Otra pista es evaluar la economía de EE.UU. tal como lo harían los economistas en una nación del tercer mundo cuyos datos no confían. Lo hacen recurriendo a figuras que son difíciles de engañar.
Allí, también, por una variedad de medidas —que van desde el consumo de petróleo a la producción de bienes de consumo, hasta el Cass Freight Index—la economía de EE.UU. no parece haber crecido mucho, si es que lo ha hecho, desde el cambio de milenio.

Cierre de tiendas minoristas
Al final, todo lo que necesitamos hacer es simplemente abrir los ojos y mirar lo que sucede a nuestro alrededor. Estamos en camino al peor año para el cierre de tiendas minoristas en la historia de Estados Unidos, y este “apocalipsis minorista” está afectando a las zonas rurales más duramente que en otros lugares del país…
La tienda Target de esta ciudad ya no existe.
Tampoco los Kmart, MC Sports, JCPenney, Vanity y pronto Herberger’s, una tienda por departamentos.
“El centro comercial está desolado”, dice Amanda Cain, maestra y madre. “Una vez que Herberger cierre, no tendremos donde ir”.
Cerca de dos tercios del Quincy Place Mall de Ottumwa estarán vacíos con la pérdida de Herberger.

Y un espacio que pertenecía a una tienda Wal-Mart en Brownsville, Texas, es ahora un centro de detención de menores inmigrantes. Quizá ese sea el nuevo uso de los grandes almacenes abandonados por todo el país.

Por supuesto, tampoco es solo la economía de EE.UU. la que tiene problemas.
Estamos viviendo en la fase terminal de la mayor burbuja de deuda en la historia global, muchas naciones en todo el mundo ya están experimentando una recesión económica muy profunda, y nuestro planeta está literalmente en el proceso de morir.
Entonces, por favor no crean en la exageración.
Sí, definitivamente esperamos que las cosas mejoren, pero la verdad es que las cosas no han sido “buenas” para la economía de los EE.UU. durante mucho, mucho tiempo.

Texto original: http://theeconomiccollapseblog.com/archives/the-real-economic-numbers-21-5-percent-unemployment-10-percent-inflation-and-negative-economic-growth
Traducción: A. Mondragón