Niña inmigrante de 4 años en el MercyFirst, en Long Island, no fue reunida con su padre

119

Redacción LTH
En otro ejemplo de la crueldad y la incapacidad del gobierno de Trump, que ellos mismos han causado con su draconiana campaña anti-inmigrante, una niña inmigrante de 4 años que permanece en un refugio en Long Island, no fue reunida con sus padres el martes 10 de julio, la fecha límite impuesta por una juez federal, dijeron los funcionarios del MercyFirst.
La niña, que está en el MercyFirst, en Syosset, y otros 100 niños migrantes menores de 5 años fueron separados de sus padres durante semanas, después de que cruzaron ilegalmente a los Estados Unidos junto con sus padres y madres.
El gobierno federal espera reunir a cerca de la mitad de los niños con sus padres dentro de la fecha límite impuesta por un tribunal federal. No se sabe cuándo serán reunidos los niños restantes.
MercyFirst no pudo dar detalles del caso de la niña, debido a las regulaciones federales de privacidad, dijo Gerard McCaffery, presidente y director ejecutivo de la agencia.

Ningún niño ha sido reunido
En total, hay 10 niños migrantes que han sido separados de sus padres y están en el MercyFirst, dijo McCaffery. Ellos tienen edades comprendidas entre los 4 y 17 años y provienen de países de América Latina.
Los otros nueve niños están en “un patrón de espera”, dijo McCaffery. Ellos deben ser reunidos con sus padres a más tardar el 26 de julio, de acuerdo a la fecha impuesta por la juez federal.
McCaffery dijo que no está claro si los nueve niños mayores den el MercyFirst, volverán a reunirse con sus padres antes de la fecha límite.

Son 3,000 los niños separados
Los funcionarios federales estiman que alrededor de 3,000 niños fueron separados de sus padres en la frontera desde principios de mayo. La mayoría se han quedado en refugios.
Una juez del distrito federal de California ordenó al gobierno federal que reúna a los niños mayores con sus padres para el 26 de julio.
En una audiencia el lunes 9 de julio, los abogados del Departamento de Justicia de EE.UU. le dijeron al juez que el gobierno federal no ha podido localizar a algunos padres que fueron liberados o deportados después de ser separados de sus hijos.
Otros padres están bajo custodia penal o tienen antecedentes penales que los hacen inelegibles para reclamar de inmediato a sus hijos, según el gobierno.

Cambios han causado confusión
El MercyFirst ha tenido un acuerdo con el gobierno federal desde el 2014, para atender a menores no acompañados que cruzan la frontera sin sus padres. En mayo también comenzó a recibir a niños migrantes separados de sus padres.
Los cambios en la política federal realizados súbita y rápidamente, han causado confusión sobre cómo los niños se reunirán con sus padres, dijo McCaffery a fines de junio.
Al igual que con los menores no acompañados, el personal de MercyFirst ha trabajado para conectar a los recién llegados con sus padres por teléfono o Skype, dijo McCaffery.