“Chocolatito” González de héroe a villano en Nicaragua

250
Román “Chocolatito” González, derecha, al lado del presidente Daniel Ortega.

Fuente: ESPN
El boxeo profesional está viviendo un nuevo ejemplo de cuán peligroso puede ser la combinación entre política y deporte. En medio de las revueltas sociales que están sucediendo en Nicaragua, el reconocido vínculo promocional con el gobierno de Daniel Ortega parece estar cobrándole un duro precio a Román “Chocolatito” González, el ex campeón mundial súper mosca y ex mejor libra por libra del mundo.
A poco más de un mes de su regreso a la acción, sorprendentemente, el apoyo de sus fanáticos va pasando del apoyo incondicional al rechazo y el cuestionamiento. Tal es así, que el mismísimo Moisés Fuentes, su próximo rival, se ha mostrado asombrado con el apoyo que recibe desde la fanaticada nicaragüense y el confeso deseo de esos fanáticos ¡por verlo vencer a su coterráneo!

El mismo error de Argüello
Una situación en apariencia insólita, pero que tratándose de Nicaragua huele a “tropiezo con la misma piedra”. Román González parece estar cometiendo el mismo error de su mentor, Alexis Argüello. El “Flaco Explosivo”, en su momento, vivió una situación parecida cuando se involucró en la política.
A su manera, Chocolatito se sumergió en las misma sombras sin aprender de la oscuridad a la que fue sometido su principal mentor y tal vez por ello Román González está generando tanto rechazo entre los fanáticos.

Fotografiado con Ortega
En medio de esa dramática situación se repiten las protestas antigubernamentales, intercaladas con actos de apoyo al gobierno. Román González, que siempre ha reconocido su afinidad con el gobierno de Daniel Ortega, tanto en lo afectivo como en lo promocional, ha sido fotografiado en algunos de esos actos pro gubernamentales. Algo que, indudablemente, alimenta el rechazo de algunos sectores.
La epopeya de Chocolatito no es una novedad. Sin embargo, hasta el inicio de las protestas, al parecer, nada de eso había afectado el apoyo nicaragüense a González. Sus victorias eran más importantes que sus camisetas venerando al presidente Ortega.

Momento de reflexionar
Pero todo cambió después del 18 de abril y su presencia en actos de apoyo al gobierno, ha mudado la percepción de los fanáticos. Buena parte de la población nicaragüense, enfrentada al gobierno, lo ha convertido en un símbolo de aquello contra lo cual protestan y en cierta forma, esa situación empieza a incidir directamente en su actividad boxística.
Tal vez, a Román González le llegó el momento de reflexionar seriamente y mirarse en el espejo de las dos grandes figuras del deporte del nicaragüense: Alexis Argüello y Dennis Martínez.