Inician proceso para destituir al ex superintendente escolar hispano-judío de Hempstead

183
Shimon Waronker, el superintendente escolar suspendido. Foto: Newsday

Redacción LTH
En una acción que fue vaticinada hace meses, cuando en enero pasado una mayoría afro-americana tomó el control de la Junta Escolar de Hempstead y procedió a suspender al entonces Superintendente Shimon Waronker, un judío-hispano, el martes 7 de agosto la junta votó unánimemente para emprender un proceso que podría llevar a su despido definitivo.
Las acusaciones de la junta de cinco miembros no se dieron a conocer de inmediato. Pero se sabe que, desde que fue suspendido el pasado 9 de enero, un panel comenzó a investigar las acusaciones de una presunta mala administración durante su breve mandato, al que llegó tras ser contratado por una mayoría de 2 latinas y una afroamericana, en el 2017. Las dos latinas perdieron sus re-elecciones en el 2017 y 2018, con lo que la junta quedó bajo el control unánime de los afro-americanos desde mayo pasado.

Suspendido por la nueva mayoría
Waronker fue puesto en licencia administrativa pagada en enero, después de que el equilibrio de poder de la junta se desplazó a una nueva mayoría, compuesta por David Gates, LaMont Johnson y Randy Stith. La junta nombró a Regina Armstrong, un administradora el distrito, para que sirva como superintendente interina.
Frederick K. Brewington, el abogado de Waronker, dijo al Newsday que está investigando el asunto y no dio más declaraciones. El Departamento de Educación del estado y los miembros de la junta se negaron a dar declaraciones, tras la apresurada reunión convocada el martes para la votación en contra Waronker.

Voto tras una reunión apresurada
Los miembros de la junta comenzaron la reunión alrededor de las 8:30 a.m., y tomaron la acción después de estar una hora en sesión ejecutiva a puertas cerradas, en un salón de juntas de la Hempstead High School.
La junta ha estado investigando las acciones de Waronker en la organización de un contrato de $450,000 entre el distrito y la New American Initiative, una agencia de consultoría sin fines de lucro con sede en Brooklyn que él fundó. Pero Waronker ha dicho que él trajo a la agencia con el apoyo de la mayoría anterior de la junta, para ayudar a cambiar el sistema. Y ha declarado públicamente y en los documentos judiciales que su contrato le prohíbe específicamente que dicha agencia le pague una compensación.
Después de su sesión privada, los miembros de la junta votaron 5-0 para aprobar una resolución, en la que se dice que habían revisado “pruebas documentales recopiladas en la investigación de los asuntos” y “encontraron evidencia sustancial y creíble para respaldar los cargos y las especificaciones”.

Lo que puede suceder ahora
Una sección del contrato de Waronker, titulado “Terminación”, establece que él solo puede rescindido tras una “audiencia imparcial ante un oficial imparcial de audiencia”.
Él debe recibir los cargos de los que se le acusa dentro de los dos días posteriores a la votación de la junta y tiene derecho a seleccionar una audiencia pública o privada, de acuerdo con el contrato.
Y en otro detalle para recordar, el reporte de Jack Bierwirth, un asesor especial para el distrito, nombrado por la Comisionada de Educación, advirtió en un informe sobre el estado de Waronker como un “desafío significativo” para el distrito, sobre una serie de “cuestiones muy sustanciales que son o pueden ser parte de un litigio o que son o pueden convertirse en asuntos ante el fiscal de distrito”, pero no entró en detalles sobre esos asuntos.