Juegos del Hambre en las elecciones presidenciales

163

La trilogía de ciencia ficción electoral entre Arena, FMLN y Nuevas Ideas plantea un paisaje del futuro después de la destrucción ideológica. Mientras el rico capitolio mueve los hilos partidarios y destruye, poco a poco, a los distritos, los “tributos” comienzan la lucha electoral a través de los “Juegos del Hambre”. Habrá un solo ganador, quien recibirá la gloria, riquezas y grandezas.
Óscar Picardo Joao / El Faro
La trilogía de ciencia ficción electoral entre Arena, FMLN y Nuevas Ideas plantea un paisaje del futuro después de la destrucción ideológica. Mientras el rico capitolio mueve los hilos partidarios y destruye, poco a poco, a los distritos, los “tributos” comienzan la lucha electoral a través de los “Juegos del Hambre”. Habrá un solo ganador, quien recibirá la gloria, riquezas y grandezas.
Antes de comenzar los juegos, veamos qué nos dicen los datos del panem. Las candidaturas y coaliciones ya están consolidadas: Carlos Calleja y Carmen Aída Lazo (Arena-PCN-PDC); Hugo Martínez y Karina Sosa (FMLN); Josué Alvarado y Roberto Rivera Ocampo (Vamos); y Nayib Bukele y Félix Ulloa (Gana-CD-NI).
Primeras intuiciones: Arena va fortalecida a la elección con candidatos outsiders, con buenas hojas de vida y poca experiencia política, pero con el lastre de sus coaliciones. El FMLN carga con el desgaste gubernamental, pero lleva buenos candidatos de una izquierda renovadora. Arena y FMLN también llevan en su haber un historial de corrupción que les debilita frente a otras propuestas. Gana se potencia con el candidato más popular y polémico, en un escenario complejo de indefinición ideológica, tramas y misterios.

Posibles sumas de votos
La media aritmética de las últimas cinco elecciones de Arena es de 1’029,497 votos, y la del FMLN, 980,278 votos. Con estos datos podemos comenzar a jugar con ciertos escenarios hipotéticos. Veamos:
1.- PCN y PDC le aportarían a Arena 141,964 votos.
2.- Gana tiene un capital electoral no endosado de 132,652 votos.
3.- Otros partidos, incluido el CD, podrían acumular unos 25,000 votos.
4.- El proyecto Vamos no tiene mayores datos para el análisis.
5.- El factor Nayib Bukele lo podríamos proyectar en dos escenarios. El conservador, con 200,000 votos (equivalente a las firmas obtenidas) y el optimista: 200,000 más los 400,000 votos de desencanto gubernamental; en total, 600,000. Podría haber un tercer escenario.

La hipotética segunda vuelta
Si votaran cerca de 3’000,000 ciudadanos (aunque el universo total de votantes es de poco más 5 millones, sin contar a los residentes en el exterior), Arena obtendría el 34.3% (más el 4.7% que vendría de sus coaliciones), para un total de 39 %. El FMLN, en un escenario optimista, obtendría 32.6% de los votos y en un escenario pesimista, 22.6%. En tanto, el partido Gana con Bukele, en escenario pesimista, lograría un 6.6 % más 5%, que daría un resultado de 11.5 %. Luego, en escenario optimista, sería un 20 % más el 5%, es decir, un 25 %.
Este resultado implicaría una segunda vuelta. ¿Qué sucede en el ballotage? Arena mantiene su 39 %, mientras que los proyectos de FMLN o de Gana acumularían 51.8 %.

Los cálculos de una 2da vuelta
Arena debe aspirar a ganar en primera vuelta. En segunda vuelta, sería un suicidio electoral. Bajo esta perspectiva, el partido acumula un total de 1’171,461 votos, y necesita unos 328,540 votos más para ganar en primera vuelta. Por otro lado, la diferencia con los márgenes de error es mínima entre FMLN y Gana para pasar a segunda vuelta. Quien pase de los dos difícilmente le acuñaría los votos a Arena. Obviamente todo esto dependerá fundamentalmente del devenir de las campañas.

Las preguntas que aún quedan por responder
¿Puede Hugo Martínez reconvertir las tendencias del desgaste gubernamental y recuperar los votos perdidos? ¿Ayudan las candidatas a la vicepresidencia, Carmen Aida Lazo y Karina Sosa, a sus candidatos? ¿Poco o nada? ¿El factor Will Salgado podrá desencadenar algún conflicto con los votos de oriente? Después de todos los procesos de cancelación y cambios de partido, ¿podrá mantener Nayib Bukele su nivel de popularidad que registraba en las encuestas anteriores? ¿Implica algún desgaste la coalición entre Arena, PCN y PDC para el candidato Calleja?

Escenarios de la campaña
La campaña de esta elección se puede centrar en diversos escenarios: a) Buenos debates que permitan descubrir el potencial de los candidatos; b) Entusiasmar a los apáticos o hermanos lejanos que generalmente no van a votar; c) Los milenials pueden marcar la diferencia; d) Trabajar la nueva territorialidad digital y física; e) El gran problema de la inseguridad y pandillas puede tener la llave.
Mientras los juegos transcurren, al final, se oye una voz: “Aun así, sé que hay juegos mucho peores”. ¡Que sigan los juegos!

Nota del Editor: Aunque el autor del artículo solo estima que votarán 3 millones, hay que remarcar que el total de votantes es más de 5 millones, que no cuentan a los salvadoreños en el exterior. Entonces la pregunta más importante para los que buscan una renovación total, es saber si Bukele puede movilizar a gran parte de los 2 millones de votantes no considerados en los cálculos de Picardo Joao, presumiblemente desinteresados en sufragar. Sí logra movilizar al 25% del voto dormido (500,000), se asegura al menos una segunda vuelta y si moviliza al 50% (1 millón) ganaría en primera vuelta. Pero decirlo es una cosa, hacerlo es una cosa muy distinta.

* Óscar Picardo Joao (opicardo@asu.edu) es investigador y especialista en política educativa. Licenciado en Filosofía, con maestrías en Teología y Educación y Doctorado en Didáctica y Organización Escolar; en la actualidad dirige el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad Francisco Gavidia.