China está ganando la guerra comercial, nuevo superávit con EE.UU.

36

Zero Hedge / Redacción LTH
Tres días después de que EE.UU. informara sobre un déficit comercial récord con China, Beijing lo confirmó cuando la Administración General de Aduanas anunció que el superávit comercial de China con EE. UU. alcanzó otro récord mensual en agosto, llegando a $31.05 mil millones desde los $28,09 mil millones en julio, y superando el récord anterior establecido en junio, ya que la segunda economía más grande del mundo enfrentaba la amenaza de más aranceles del gobierno de Trump.
Una razón clave para el último récord fue la fuerte desaceleración del comercio exterior de EE.UU., ya que las importaciones de China desde EE.UU. solo crecieron un 2.7% en agosto, una fuerte desaceleración respecto al 11.1% en julio. Al mismo tiempo, las exportaciones de China a los Estados Unidos se aceleraron, creciendo un 13.2% respecto al año anterior del 11.2% en julio, incluso cuando los aranceles de los Estados Unidos dirigidos a 50,000 millones de dólares de las exportaciones chinas tomaron pleno vigor en su primer mes completo, en agosto.

Un aumento en el peor momento
Durante los primeros ocho meses del año, el superávit comercial de China con EE.UU., su mayor mercado de exportación, ha subido casi un 15% en el peor momento posible, ya que seguramente aumentará las tensiones en la relación comercial entre los dos mayores economías, cuyo último contragolpe fue anunciado por Trump el viernes 7 de septiembre, al anunciar que planea aplicar aranceles a prácticamente todos los productos chinos que ingresan a Estados Unidos.
Detrás del impulso de las exportaciones de China hay una combinación de factores: i) el yuan chino debilitado al cambio; y ii) la espera de más aranceles a las cargas de los exportadores, lo que contribuyó al empeoramiento del desequilibrio comercial según Liu Xuezhi, un economista del Banco de Comunicaciones.

Apresurado ante nuevos aranceles
Las autoridades chinas reconocieron que los exportadores chinos han estado apresurando los envíos para evitar las nuevas tarifas de los EE.UU., impulsando artificialmente las lecturas de crecimiento, mientras que algunas compañías, como las siderúrgicas, se diversifican y venden más productos a otros países. “En el corto plazo, es difícil que la brecha comercial se reduzca porque los compradores estadounidenses no pueden encontrar fácilmente alternativas a los productos chinos”, dijo Liu. Esto sugiere que la guerra comercial, que ha ido en aumento, no se resolverá rápidamente, dijo el economista con sede en Shanghai.

Tácticas más agresivas de Trump
Cualquiera que sea el motivo, para Trump, el creciente déficit comercial con China es la confirmación de que sus políticas comerciales no han dado resultados a su favor; esto ha llevado al presidente a desplegar tácticas, cada vez más agresivas, para presionar al comercio chino.
El presidente Trump dijo el viernes 7 de septiembre que su gobierno está listo para anunciar aranceles sobre otros $267 mil millones en bienes chinos, además de impuestos sobre $200 mil millones de productos chinos que ha estado preparando. Si se promulga, la tercera ronda de aranceles elevaría la cantidad total de productos sujetos a impuestos a más de los $505 mil millones de productos que Estados Unidos importó de China en el 2017, según la Oficina del Censo de EE.UU.

Una observación curiosa
El superávit comercial de China con Estados Unidos fue mayor que el superávit neto total de China para el mes, lo que significa que China estaría corriendo un déficit si se excluyera el comercio con la economía más grande del mundo.
Si bien nadie ha pronosticado un golpe repentino y fuerte de los aranceles de los EE.UU., los datos oficiales de exportación de China han sido sorprendentemente resistentes hasta el momento, con un crecimiento que excede las expectativas de los analistas durante cinco meses consecutivos.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí