Curiosidades del Acta de Independencia de Centroamérica

178
El Acta de la Independencia de Centroamerica.

Por E&N y La Prensa Gráfica
La firma del Acta de Independencia se dio el 15 de septiembre de 1821 en Guatemala. Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica decidieron ser libres y soberanos, apartándose del yugo de la corona española. La Capitanía general de Guatemala estaba compuesta por las provincias de Guatemala, Chiapas, Comayagua, San Salvador, Nicaragua y Costa Rica.
El movimiento precursor estalló el 5 de noviembre de 1811 en la provincia de San Salvador, hoy El Salvador, bajo el liderazgo de José Matías Delgado y Nicolás Aguilar, junto a Juan Manuel Rodríguez y Manuel José Arce. Se le denominó el “Movimiento Independentista de 1811″.
Hacia enero 1814 se volvió dar —de nuevo en San Salvador— otro movimiento independentista, con una amplia participación popular y de amplio conocimiento en todas las provincias. En mayo de ese año, el Rey Fernando VII, que ya tenía pleno conocimiento de todas las trifulcas, desató una persecución en contra de los independentistas y los defensores de las ideas liberales, y retiró la libertad de prensa junto con otras libertades civiles.
Para 1820, Fernando VII se vio forzado a restablecer la constitución de 1812, con lo que nuevamente se implementó en Centroamérica la libertad de prensa.

En el 197mo Aniversario
La firma del Acta de Independencia es el suceso que marcó la separación de todas las provincias centroamericanas —ahora países— de la corona española. Con motivo del 197mo Aniversario de este suceso, enlistamos algunas curiosidades sobre este importante documento:
1. El Acta de Independencia se firmó en el Real Palacio, en la ciudad de Guatemala, el 15 de septiembre de 1821. Luego se envió una copia original a todas las provincias de Centroamérica, que hacía constar la separación del Imperio Español.
2. Fue escrita por el prócer José Cecilio del Valle. En ella se expresa la iniciativa del pueblo por liberarse de España.

Solo sobreviven 2 manuscritos
3. Actualmente existen solo dos manuscritos originales, uno se encuentra expuesto en el Archivo General de Centroamérica en Guatemala, y el otro está guardado en una caja fuerte. Cada uno consta de cuatro folios, ocho páginas en total. 4. El lugar en el cual se firmó el acta actualmente es el parque Centenario de la ciudad de Guatemala.
5. Una copia original del acta llegó a la, en aquel entonces, “Provincia de San Salvador”, hasta el 21 de septiembre de 1821; es decir, la noticia se supo seis días después. Actualmente no se cuenta con ningún documento oficial en el país.
6. Un error de dedo: El Acta de Independencia posee 18 artículos; pero por una pequeña omisión del escribano, en los manuscritos originales se muestran 19 artículos, debido a que del numeral octavo se pasa al décimo. Este error debió corregirse la misma tarde del 15 de septiembre, ya que el numeral decimoséptimo mandaba a imprimir el acta.

Escrito en letra cortesana
7. El papel oficial del acta era 100 % natural, con sellos reales y el encabezado de la institución de recaudación. Su tinta era originalmente de color negro, pero como su ingrediente principal era el hierro, por defectos del tiempo y la humedad, se ha tornado café debido a la oxidación. La letra era cortesana, utilizada en los procesos legales de las cortes y asentada por un escribano, esa vez la asentó José Cecilio del Valle, ahora sería labor de un abogado y notario.
8. A pesar de contar con 189 años de existencia, el acta de Independencia aún permanece íntegra. La luz solar, los insectos y la humedad son sus principales destructores; sin embargo, para evitar su influencia se toman estas medidas:
— El Archivo General De Centroamérica, lugar donde se conserva en la ciudad de Guatemala, aprovecha los vientos que soplan de noreste a sureste, manteniendo todos los documentos que resguarda a una temperatura que oscila entre 18°C y 24°C; mientras que la humedad relativa entre 50, 60 hasta 65 grados centígrados.

Conservada en papel filtro
— Para contrarrestar la luz solar, el acta que permanece expuesta al público posee un papel filtro amarillento. Este pliego especial no plastificado es muy parecido al papel de china, solo que su textura más porosa permite la circulación de aire y evita así que con el tiempo se convierta en polvo.
— Además, dos planchas de vidrio la aíslan de cualquier insecto y una leve separación de estas favorece la buena ventilación.
— El otro manuscrito original permanece en una caja fuerte, debidamente empastado y bajo condiciones óptimas que, incluso, han sido elogiadas por profesionales de Washington, Estados Unidos.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí