Nike apoya al jugador de la NFL que protestó arrodillándose

39
Colin Kaepernick vuelve a encender la polémica.

Fuente: CNN
En el mundo de los negocios, por lo general, las empresas y marcas evitan tomar posiciones públicas y políticas polémicas, por temor a alienar a los clientes, pero esta vez Nike se ha metido directamente en la contienda política. Y posiblemente arranque las iras del presidente Trump —que no estará mal porque al final el nombre de Nike repicará por todo el mundo, usando el mismo truco que usa el mandatario.
Apenas unos días antes de que comience una nueva temporada de la NFL, Nike está apoyando a una de las figuras más polarizadoras del fútbol americano, ​​y de Estados Unidos: el exmariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick.
Kaepernick será una de las caras en la conmemoración del trigésimo aniversario del emblemático eslogan de Nike “Just Do It”. La campaña también contará con atletas como Serena Williams y los jugadores de la NFL Odell Beckham Jr. y Shaquem Griffin, cuya mano izquierda fue amputada cuando era un niño.
Kaepernick tuiteó una foto de la campaña el lunes. Sobre una imagen en blanco y negro de su rostro, una leyenda que dice: “Cree en algo. Incluso si eso significa sacrificar todo”.

La respuesta de Trump
Con su respaldo a Kaepernick, a quien la compañía ha patrocinado desde 2011, Nike está haciendo una apuesta arriesgada por el hecho de que sus clientes apoyan su protesta, o al menos eso hacen muchos de ellos. La compañía también apuesta a que su marca puede resistir las críticas de los sectores conservadores, incluida la Casa Blanca.
Así, el presidente Trump calificó la nueva campaña publicitaria como “un terrible mensaje”, un día después de que Nike presentó los anuncios.
“Es un terrible mensaje el que están enviando y el propósito por el que lo hacen. Quizá exista una razón por la cual lo hacen”, dijo Trump al Daily Caller. “Pero, sobre el mensaje, es un terrible mensaje y un mensaje que no debería enviarse. No hay razón para ello”.

Conspiración para sacarlo
Kaepernick no ha jugado en la NFL desde la temporada 2016. Ese año, comenzó a arrodillarse durante el himno nacional para crear conciencia sobre la brutalidad policial contra los afroamericanos y otras injusticias raciales. Decenas de otros jugadores también comenzaron a unirse a Kaepernick, y se ha convertido en un símbolo de líneas divisorias sobre la raza en Estados Unidos.
En el 2017, Kaepernick presentó una queja contra la NFL, alegando que la liga conspiró para mantenerlo fuera debido a sus protestas. Un árbitro la semana pasada negó la solicitud de la NFL de descartar el agravio, permitiendo que el caso pase a juicio.
Las protestas han dividido a la liga, a menudo enfrentando a una base conservadora de propietarios blancos contra los jugadores afroamericanos en su mayoría de la NFL.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí