Kavanaugh se puso la camiseta de Trump, apoya deportar a inmigrantes legales por delitos pasados

116
El juez Brett Kavanaugh.

Redacción LTH
En un importante caso la Corte Suprema de Estados Unidos, que podría afectar a miles de inmigrantes indocumentados, Brett Kavanaug se pronunció a favor de uno de los más polémicos planes de la administración Trump, deportar a los inmigrantes que hayan sido condenados en el pasado.
Se trata de una ley federal que exige la detención obligatoria y la posible deportación de “extranjeros criminales”, incluidos los inmigrantes legales que han sido condenados por delitos que van desde actos de violencia hasta la simple posesión de drogas.
Esta ley establece que el secretario de Seguridad Nacional “tomará en custodia a cualquier extranjero” con antecedentes penales, lo que podría conducir a la deportación “cuando el extranjero sea liberado”, de acuerdo a un reporte de Los Angeles Times.

Una violación al debido proceso
De acuerdo a Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU), que aboga por los demandantes del caso contra el gobierno de EE.UU., las autoridades están haciendo una interpretación unilateral de una ley de 1996, que “resulta en una burda violación del proceso establecido para miles de inmigrantes”.
Sin embargo, el Kavanaugh pone en tela de juicio la afirmación de la ACLU de que esta regla de detención obligatoria debe aplicarse solo a los inmigrantes que sean detenidos en el momento en que son liberados de las cárceles locales o de las prisiones estatales, y no a quienes están en libertad desde hace años.

Kavanaugh: No hay “límite de tiempo”
“El Congreso no puso un límite de tiempo”, enfatizó Kavanaugh, en una posición afín a la de su patrocinador Donald Trump. “Plantea una pregunta real sobre si debemos establecer un límite de tiempo”.
Las declaraciones de Kavanaugh fueron emitidas en la primera audiencia sobre una disputa acerca de los derechos de los inmigrantes privados de libertad durante el proceso de su deportación, en base a una demanda colectiva de afectados contra el gobierno de EE.UU.
Sobre el caso, Kavanaugh también cuestionó los argumentos de la ACLU de que los inmigrantes detenidos deban tienen derecho a audiencias de fianza, que posibilite su liberación mientras proceden sus casos ante los tribunales de inmigración.
“El problema es que el Congreso no confía en esas audiencias”, remarcó el juez.

Es “un asunto constitucional”
Por su parte, el Juez Stephen Breyer, uno de los cuatro magistrados liberales de la Corte Suprema, dijo que la cuestión es “un asunto constitucional”, en referencia a si cualquier persona en Estados Unidos puede ser arrestada y detenida indefinidamente sin que medie una audiencia.
Breyer recordó que la Constitución determina que ninguna persona será privada de su libertad sin el debido proceso legal, por lo que esa cláusula también se debe aplicar a los inmigrantes que residan en el país.
Del otro lado de esta batalla, los jueces conservadores en la corte, encabezados por el juez Samuel A. Alito Jr., enfatizaron en que no estaban dispuestos a limitar la autoridad de los agentes federales.

1 Comentario

Comments are closed.