La paranoia de los súper ricos de los Hampton por la MS-13

356
Uno de los bunkers construido por un multimillonario de los Hamptons, por temor a la MS-13. Foto: NYP

Zero Hedge / Redacción LTH
Aunque la manipulación del miedo y el terror es conocido a través de la historia, además de existir teorías al respecto, sus resultados, muchas veces, pueden llegar al grado extremo de la paranoia y la ridiculez.
En medio de las exuberantes ganancias en Wall Street, de las cuales solo se benefician los multimillonarios y multibillonarios, ha surgido una nueva tendencia entre estar súper elite que vive en los Hamptons, en Long Island. Una moda que involucra construir fortalezas llenas de armas para el próximo apocalipsis de la pandilla MS-13, de acuerdo a un reporte del diario New York Post (NYP).
“Duermo con una pistola debajo de mi almohada: un Walther PPK / S, una igual a la que llevó James Bond”, dijo John Catsimatidis, propietario de Red Apple Group y Gristedes Foods, que tiene una propiedad de vacaciones en East Quogue. “[Mi esposa] Margo prefiere una escopeta… una vez, pensó que había oído algo, sacó la escopeta y disparó a través de la puerta”.

Aterrorizados por la MS-13
El NYP dijo que el multimillonario y su familia, como muchos otros en los Hamptons, están aterrorizados ante la posibilidad de que la MS-13 tenga una presencia creciente en el área.
Durante el verano pasado, en un burdel en los Hampton Bays que fue allanado por la policía local, se encontró una insignia de la MS-13. Y en 2016, según el NYP, un hombre afiliado a la MS-13 irrumpió en una casa de lujo en Southampton y agredió sexualmente a una mujer.
Mientras las autoridades locales y federales han estado desmantelando los baluartes de la MS-13 en el oeste del condado de Suffolk, el jefe de la policía de Southampton, Steven Skryneck, advirtió que las redadas policiales han estado empujando a las pandillas hacia su jurisdicción.
Skrynecki, quien tomó el mando a principios de este año, dijo a los residentes que asistieron a la reunión de la Asociación de Embellecimiento de Hampton Bays, en agosto pasado, que sus oficiales están viendo señales de la pandilla en Southampton.

El gran negocio del miedo
Una millonaria de Southampton, que solicitó permanecer en el anonimato por razones de seguridad, dijo al NYP que, recientemente, una empresa de seguridad instaló cámaras de vigilancia a prueba de balas y de alta tecnología en toda su mansión.
“La MS-13 está en el condado de Suffolk”, dijo. “¿Qué es una hora en auto? Están cerca”.
Y crear miedo —como todo en el capitalismo— genera un gran negocio.
“El negocio de la seguridad en las residencias está siendo impulsado por los sucesos y las noticias”, dijo Gary Blum, presidente de Armored Entry, una compañía que instala ventanas y puertas a prueba de balas y muy seguras. “Hacemos negocios cuando se genera una tremenda cantidad de miedo”.
Blum le dijo al NYP que sus ventanas a prueba de balas no son baratas, cuestan a partir de $6,000 por ventana, “puedes golpearla con un martillo sin hacer mella”.

Habitaciones bunker de $200,000
Chris Cosban, y su compañía Covert Interiors, han visto un aumento en la demanda de sus servicios en los Hamptons, para la construcción de habitaciones bunker, que van desde los $25,000 hasta los $200,000. “Lo importante [con los propietarios] en los Hamptons es que si alguien lo tiene, todos lo quieren”, dijo Cosban. “Hay un factor… Les gusta presumir de eso”.
Herman Weisberg, director gerente de la firma de seguridad personal Sage Intelligence Group, dijo al NYP que sus clientes de los Hamptons quieren que sus salas de seguridad sean como las salas de cine en casa, las oficinas en casa, las bodegas o incluso las bóvedas de armas donde se puedan almacenar los rifles de asalto y las escopetas.
“La gente solía abrir sus garajes y mostrar sus Lamborghinis”, dijo Weisberg. “Ahora llevan a los invitados al bar de vinos en sus fortalezas”.
Catsimatidis, a quien también le robaron en su casa, está preocupado por la amenaza de la MS-13 y ha instalado sensores infrarrojos en su mansión.

Un apocalipsis exagerado
Algunos residentes en los Hamptons le dijeron al Post que algunos de sus vecinos se habían excedido por completo en la fortificación de sus propiedades para el apocalipsis pandillera. “En los Hamptons, es difícil saber si alguien es un oligarca y su seguridad tiene sentido, o si alguien es simplemente un paranoico”, dijo un residente de East Hampton que deseaba permanecer en el anonimato.
Entonces, ¿esta nueva locura de pánico en los Hamptons podría ser una respuesta reaccionaria a la amenaza de la MS-13, o es que los ultra ricos tienen demasiada liquidez en exceso y quieren gastarlo en algo para presumir?
Pero sin gastar mucho, quizá los multimillonarios de los Hamptons deberían llamar a Trump y pedirle lo que, según él, ha hecho en Brentwood: “Ellos (la MS-13) vienen y (se establecen en) Long Island, y nosotros enviamos a ICE. Y ellos (ICE) llegan hasta allá (y) los expulsan. Y es como (si) nosotros estuviéramos liberando un pueblo”, dijo Trump la semana pasada. ¿Será que Trump, el “libertador”, ahora debe ir a los Hamptons?

Fuente: https://www.zerohedge.com/news/2018-10-07/it-ritz-carlton-underground-paranoid-hampton-billionaires-build-luxury-panic-rooms