Protestan en Long Island contra la privatización del Servicio Postal de EE.UU.

59
Carteros protestando contra la privatización del USPS. Foto: Newsday

Redacción LTH
Anticipándose a que el gobierno de Trump pueda privatizar el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS por sus siglas en inglés), alrededor de 250 trabajadores de correos de Long Island se reunieron frente a la oficina postal en Huntington Station, el pasado lunes 8 de octubre, uniéndose a una protesta a escala nacional contra la privatización.
De acuerdo con un comunicado de prensa de la Asociación Nacional de Carteros (NALC), los trabajadores se reunieron en 140 oficinas postales en todo el país, en una protesta simultánea contra una propuesta de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca en junio pasado.

El USPS “No está a la venta”
En Huntington Station, los trabajadores cantaron “El correo de Estados Unidos no está para la venta” y vistieron camisas azules con dicho eslogan impreso en ellas.
Walter Barton, presidente de la Filial 6000 de la NALC, en Amityville, dijo que la privatización eliminaría empleos y perjudicaría a los residentes y pequeñas empresas que dependen de la entrega diaria. Y si los carteros fueran re-contratados, lo más seguro es que sería por salarios y beneficios reducidos.
“Si vas a la privatización, no sabes lo que vas a obtener”, dijo Barton. “Una empresa, solo para obtener un beneficio, podría contratar a cualquiera”.
David VanderWerf, un cartero de 50 años y que labora en el área de Seaford, le dijo al Newsday que sí “una empresa privada asume el control, podría significar una pérdida masiva de empleos”.

Trump quiere la privatización
En abril pasado, el presidente Trump —que tanto se jacta de la creación de empleos para estadounidenses— ordenó la creación de un grupo de trabajo para estudiar el servicio postal, diciendo que el mismo se encuentra en un “camino financiero insostenible” y que “debe reestructurarse para evitar un rescate financiado por los contribuyentes”, según The Associated Press.
El grupo de trabajo aún no ha emitido sus recomendaciones, dijo la NALC. Pero ellos no esperan que les den el tiro de gracia.
“No estamos esperando ver el informe del grupo de trabajo. El gobierno ya ha indicado hacia dónde se dirigen”, dijo el presidente de la American Postal Workers Union de Estados Unidos, Mark Dimondstein, en un comunicado de prensa.

La excusa de la no rentabilidad
En junio, un informe preparado por la Oficina de Administración y Presupuesto dijo que el servicio postal “no tiene un camino claro hacia la rentabilidad” y pidió a la agencia que siga el ejemplo de algunos países europeos que han privatizado el servicio.
Actualmente hay resoluciones en la Cámara de Representantes y el Senado de los EE.UU. para mantener al USPS “independiente” y “no sujeto a la privatización”. Pero con Trump todo puede cambiar de la noche a la mañana.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí