Trump se salió con la suya, el Senado confirmó a Kavanaugh para la Corte Suprema

181
El presidente Trump y el juez Kavanaugh.

Redacción LTH
En lo que representa una de las mayores victorias personales para el presidente Donald Trump en su primer mandato, el Senado de Estados Unidos, con una votación de 50-48, confirmó este sábado 6 de octubre a Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema.
Con esta confirmación, tras una feroz batalla donde salieron a relucir escándalos sexuales del nominado, Trump podrá reclamar el crédito de haber puesto a dos jueces conservadores en la Corte Suprema, en sus 18 meses en el cargo, inclinando la balanza de la justicia hacia la derecha.
Antes de la votación final, como era de esperarse, los senadores demócratas arremetieron contra la nominación con discursos en la noche del viernes y la mañana de este sábado, mientras se realizaban protestas contra Kavanaugh el mismo sábado, incluso dentro de la galería del senado donde se llevó a cabo la votación.

Las reacciones inmediatas
Y como era de esperarse, tras la votación, el presidente reaccionó en Twitter con este mensaje: “Aplaudo y congratulo al Senado de Estados Unidos por confirmar a nuestro GRAN NOMINADO, el juez Brett Kavanaugh, a la Corte Suprema de Estados Unidos. Más tarde hoy mismo firmaré su designación y será oficialmente juramentado. ¡Muy emocionante!”.
Pero las reacciones de los demócratas tampoco se hicieron esperar.
“Me siento frustrado de que el progreso de nuestra nación hacia los derechos de las mujeres, los derechos civiles, la igualdad LGBTQ y mucho más pueda verse estancado por un juez preparado por los grupos de interés de extrema derecha para cumplir con sus órdenes. Tengo miedo de que las mujeres vean lo que sucedió en Washington la semana pasada y prefieran callar, o que mi propia nieta crezca sin saber cómo era vivir en un país que garantiza los derechos reproductivos de las mujeres”, dijo en una declaración escrita el Senador Bob Menéndez, quien representa a Nueva Jersey.
Y agregó: “Hoy me estremece la idea de que el juez Brett Kavanaugh sea el voto decisivo en los casos de la Corte Suprema que determinarán si el presidente está por encima de la ley, si los Dreamers tendrán un futuro en este país y si las prohibiciones a las armas de asalto son constitucionales”.

Tres senadores claves
El viernes comenzó con poca certeza sobre si los republicanos en el Senado tenían los apoyos necesarios para impulsar la nominación rumbo a la meta. No estaba claro que Kavanaugh conseguiría los votos para la confirmación, pero todo cambió hasta que Collins anunciara en el Senado que apoyaría su nominación.
A ella también se unieron el senador republicano por Arizona Jeff Flake, y el demócrata por Virginia Occidental Joe Manchin, que anunciaron su respaldo a Kavanaugh. Ambos marcaron la diferencia final de 2 votos que inclinó la balanza a Kavanaugh.
Al ofrecer su argumento, Collins dijo que aunque creía que Christine Blasey Ford, quien en su testimonio ante la Comisión Judicial del Senado el mes pasado acusó a Kavanaugh de haber abusado de ella a principios de la década de los 80, “es una sobreviviente de abuso sexual”, no creía que la acusación había sido corroborada.
“No creo que estos cargos puedan impedir de manera justa que el juez Kavanaugh sirva en la corte”, dijo Collins. Kavanaugh ha rechazado la acusación.
La única republicana que se opuso a la nominación fue la senadora Lisa Murkowski, de Alaska. En un discurso en el Senado el viernes, ella mostró simpatía tanto por Ford como por Kavanaugh. Dijo, sin embargo, que ella tiene una vara muy alta para que los nominados ganen la confirmación y habló sobre la importancia de elegir magistrados que actúen en todo momento de una forma que promueva la “confianza del público” en el poder judicial.
“En mi conciencia… no puedo llegar a la conclusión de que él es la persona correcta para la corte en este momento”, dijo la senadora.