El Ejército de EE.UU. tiene “serios problemas”… para pedir más dinero

59

Redacción LTH
El Ejército de EE.UU. afronta “serios problemas” y podría perder la próxima gran guerra en la que se involucre si no atiende a las recomendaciones del informe de la Comisión de Estrategia de Defensa Nacional, publicado el pasado miércoles. Esta es la conclusión a la que ha llegado Thomas Spoehr, teniente general retirado y director del Centro para la Defensa Nacional de la Fundación Heritage, tras analizar el documento en un artículo para The National Interest.
La comisión dibuja “una imagen extraordinariamente preocupante” del estado de las defensas nacionales de EE.UU., calificando la situación actual de “crisis grave” que exige una “urgencia extraordinaria”, señala el analista, considerándolo “un llamado al que debemos prestar atención”.

Fuerzas insuficientes
El informe señala que Washington afronta cinco “desafíos crecientes” —China, Rusia, Irán, Corea del Norte y el terrorismo transnacional—, si bien tiene “menos fuerzas militares que en cualquier otro momento desde el final de la Segunda Guerra Mundial”.
Según Spoehr, “numerosos expertos en defensa, tanto dentro como fuera del Gobierno, nos han estado diciendo lo mismo durante años”:
– La Armada afirma que necesita 355 barcos para cumplir con los objetivos de la estrategia de seguridad nacional, pero tiene 286.
– La Fuerza Aérea dice que necesita 386 escuadrones, pero tiene 312.
– El Ejército terrestre declara que necesita 500,000 soldados activos, pero solo tiene 476,000, recoge el experto.

Recursos inadecuados
Por otro lado, la comisión “no escatima en su descripción sobre lo inadecuados que son los recursos” para la defensa nacional de EE.UU., subraya Spoehr, que opina que esta evaluación “es acertada”.
Ahora bien, no hay que ser un científico atómico para darse cuenta de que todo esto solo significa una cosa: Más trillones de dólares para los que se benefician del complejo de la industria militar y de seguridad.
Y hay otro detalles más, los 21 trillones de dólares perdidos por el Pentágono, desde 1998 hasta el 2016, que no tienen nada que ver con la defensa. Eso es dinero que apuntala los altos estilos de vida de aquellos conectados al complejo militar-industrial.

Por un imperio militar global
Por supuesto, el problema real con el Pentágono y el gasto militar en general no es el desperdicio, el fraude y el abuso. “El problema con el gasto militar es la filosofía que lo impulsa. Si la estrategia de los Estados Unidos es mantener un imperio militar global, nunca habrá suficiente gasto”, dice Tylor Durden de Zero Hedge.
Y agrega: “Pero si vamos a regresar a una república bien defendida, el gasto militar podría reducirse fácilmente en un 75 por ciento y mantenernos completamente seguros. ¡La elección es nuestra!”.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí