El Pentágono no puede justificar $21 Trillones ¿y no nos dicen nada?

143

Cuando todo el mundo anda distraído por la verborragia de Trump, un informe que puede representar la desaparición de dinero más grande en la historia de la humanidad, sigue pasando totalmente desapercibido desde el año pasado.

Por Laurence Kotlikoff
“No se extraerá dinero del Tesoro, solo como Consecuencia de las Asignaciones hechas por la ley; y periódicamente se publicarán un Estado de Cuenta y Cuenta de Recibos y Gastos de todo el dinero público”.
Artículo I, Sección 9, Cláusula 7, de La Constitución de los Estados Unidos

El 26 de julio del 2016, la Oficina del Inspector General (OIG) emitió un informe titulado “Ajustes del Fondo General del Ejército que no están adecuadamente documentados o respaldados”. El informe indica que, para el año fiscal 2015, el Ejército no proporcionó el respaldo contable adecuado de $6.5 Trillones (Millones de Millones) en ajustes de vales de gastos preliminares. Según la Contraloría General de la GAO, “Los vales de gastos preliminares son ajustes contables de nivel de resumen, que se realizan cuando no se pueden conciliar los saldos entre sistemas. A menudo, estos vales de gastos no están respaldados, lo que significa que carecen de una documentación de respaldo para justificar el ajuste o no están vinculados a transacciones contables específicas… Para un auditor, los vales de gastos preliminares son una señal de advertencia para las transacciones que no están registradas, informadas o resumidas correctamente”.

Ocultamiento de informes
[Tenga en cuenta que después de que Mark Skidmore, un profesor de economía en la Michigan State University, comenzó a indagar acerca de los ajustes no sustentados, en la página web de la OIG, aunque documentados de una manera muy incompleta, estos “ajustes contables” no respaldados fueron retirados misteriosamente de la página web. Afortunadamente, Mark copió el informe de julio del 2016 y todos los demás informes relevantes de la OIG con anticipación y los publicó aquí. Mark ha intentado en repetidas ocasiones comunicarse con Lorin Venable, Inspector General Asistente de la Oficina del Inspector General. Ha enviado un correo electrónico, ha llamado por teléfono a LinkedIn y ha utilizado a LinkedIn para preguntarle a la Sra. Venable sobre la divulgación de la OIG sobre los ajustes contables no sustentados, pero ella no ha respondido.]

54 Veces más que lo autorizado
Dado que todo el presupuesto del Ejército en el año fiscal 2015 fue de $120 mil millones, los ajustes no respaldados fueron 54 veces el nivel de gasto autorizado por el Congreso. El informe de julio del 2016 indica que los gastos no sustentados son el resultado de la “falla para corregir las deficiencias del sistema” del Departamento de Defensa. El resultado, según el informe, es que los datos utilizados para preparar los estados financieros de fin de año no eran confiables y carecían de un registro de auditoría adecuado. El informe indica que solo 170 transacciones representaron $2.1 trillones de dólares en ajustes al año sin respaldo de comprobantes.
No se da información sobre estas 170 transacciones. Además, según el informe, el Ejército eliminó muchos miles de transacciones con gastos no sustentados. No hay ninguna explicación sobre por qué se eliminaron, ni su magnitud. El informe de julio del 2016 dice: “Además, el personal del DFAS (Servicio de Finanzas y Contabilidad de Defensa) de Indianápolis no documentó ni respaldó (los gastos) por qué el DDRS (Sistema de informes del Departamento de Defensa) eliminó al menos 16,513 de los 1.3 millones de registros del alimentador de registros durante el tercer trimestre”.

Las preguntas incómodas
Un apéndice del informe de julio del 2016 muestra $2 trillones de cambios en el balance general del Fondo General del Ejército, debido a ajustes no sustentados. Por el lado de los activos, hay un aumento de $794 mil millones en el saldo del Fondo del Ejército con el Tesoro de los Estados Unidos. También hay un aumento de $929 mil millones en las Cuentas por Pagar del Ejército. Esta información plantea preguntas importantes adicionales.
Primero, ¿cuál es la fuente de los $794 mil millones adicionales en el saldo del Fondo del Ejército? Este ajuste representa más de seis veces el gasto asignado. Segundo, ¿estas transferencias representan un flujo de fondos para el Ejército más allá de los autorizados por el Congreso? En tercer lugar, ¿se autorizaron estos fondos y, de ser así, cuándo y por quién? Cuarto, ¿cuál es la fuente de estos fondos? Finalmente, los $929 mil millones en Cuentas por pagar parecen representar una cantidad adeudada por artículos o servicios comprados a crédito. ¿Qué entidades han recibido o recibirán el pago?

Gastos no sustentados desde 1998
El informe de julio de 2016 no es el único informe de gastos no sustentados. Mark Skidmore y Catherine Austin Fitts, ex Subsecretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, realizaron una búsqueda en sitios web gubernamentales y encontraron informes similares que se remontan a 1998. Aunque los documentos están incompletos, las fuentes originales del gobierno indican que se han reportado $21 trillones en gastos no sustentados del Departamento de Defensa y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano entre los años 1998 y 2015.
Si bien los presupuestos gubernamentales pueden ser complejos, nuestro gobierno, como cualquier empresa, puede rastrear recibos y pagos y compartir esta información de manera que el público pueda entenderla. La ocurrencia continúa y la naturaleza gigantesca de los gastos del gobierno federal no sustentados, es decir, no documentados, así como las fuentes de financiamiento para estos gastos, debe ser una gran preocupación para todos los contribuyentes.

Incumplimiento de la Constitución
En conjunto, estos informes apuntan a un incumplimiento de los requisitos constitucionales y legislativos básicos para el gasto y la divulgación. Instamos al Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes y el Senado a iniciar investigaciones inmediatas de los gastos federales no contabilizados, así como la fuente de sus pagos.

Cambios inexplicables en la web
Post Data: El 11 de diciembre del 2017, supimos que los documentos clave se habían vuelto a publicar en el sitio web de la OIG, pero con diferentes URL. El 5 de octubre del 2017, descubrimos que el enlace al informe “Ajustes del Fondo General del Ejército que no están adecuadamente documentados o respaldados” se había desactivado. Dentro de varios días, los enlaces a otros documentos OIG que identificamos en nuestra búsqueda también se deshabilitaron. La naturaleza no aleatoria secuencial de este proceso de inhabilitación sugiere una decisión adrede por parte de la OIG, para hacer que los documentos clave no estén disponibles para el público a través del sitio web, a diferencia de la reorganización del sitio web, etc. También volvimos a visitar el sitio web de manera intermitente para ver si los documentos se han vuelto a publicar en diferentes URL, hasta hace muy poco no se habían vuelto a publicar. El enlace de la OIG para la mayoría del informe “Ajustes del Fondo General del Ejército no documentados o respaldados de manera adecuada”, que indica $6.5 billones en ajustes no admitidos, ahora se puede encontrar aquí: Actualmente estamos buscando en el sitio web de la OIG para los otros informes y compartiremos los enlaces aquí una vez que hayamos completado la búsqueda.

Laurence Kotlikoff es profesor de economía en la Universidad de Boston, miembro de la American Academy, investigador asociado del NBER y presidente de Economic Security Planning, Inc. Mark Skidmore, coautor de esta columna, es profesor de economía en la Michigan State University.

Fuente: https://www.forbes.com/sites/kotlikoff/2017/12/08/has-our-government-spent-21-trillion-of-our-money-without-telling-us/#7b6e5f107aef
Traducción LTH