ICE no lo detuvo cuando salió de la cárcel, pero lo arrestó después

77
Wilfredo Flores, en una foto del 2015, cuando fue hallado culpable y sentenciado de 5 a 15 años en prisión.

Redacción LTH
Wilfredo Flores, un inmigrante a quien una Corte de Apelaciones le había anulado una condena previa por el mismo homicidio que se declaró culpable después —bajo un acuerdo judicial que le permitía salir libre, porque la condena que le correspondía ya la había cumplido— salió de la Cárcel del Condado de Suffolk, en Riverhead, sin que los agentes de ICE lo detuvieran, como es usual.
Sin embargo, la libertad de Flores apenas duró menos de dos semanas, antes de que los agentes de inmigración lo arrestaran e iniciaran el proceso de deportación.
No obstante, la liberación Flores desató una disputa entre las autoridades federales, que han priorizado la deportación de inmigrantes indocumentados acusados ​​o condenados por delitos graves, y las autoridades de Suffolk que, usualmente, retienen a los inmigrante indocumentados para ser entregados a los agentes de ICE, la agencia de Control de Inmigración y Aduanas, pero que en este caso no sucedió.

Lo detuvieron en menos de 24 horas
Flores fue detenido bajo una orden de arresto federal el jueves 29 de noviembre por la noche, dijeron las autoridades, que no revelaron dónde fue capturado. Una fuente, citada por el Newsday, dijo que la búsqueda comenzó el miércoles 28.
No está claro por qué los agentes de ICE, que tienen oficinas en el Centro Correccional de Yaphank a solo 15 minutos de distancia, no detuvieron a Flores inmediatamente después de su liberación el 16 de noviembre.
Aunque el caso de Flores era público conocimiento, dijo la portavoz de ICE, Rachael Yong Yow, a la agencia nunca se le notificó su liberación. Pero Michael Sharkey, subjefe de policía en la cárcel del condado de Suffolk, dijo que sí, citando una nota sin fecha en el archivo de Flores.

Ya existía una orden de retención
ICE ya había mostrado su interés en el caso al emitir una orden de detención administrativa, n contra de Flores, dijo su abogado, Bryan Browns.
La cárcel del condado de Suffolk comenzó a honrar las órdenes de detención, al inicio del gobierno de Trump, al retener —hasta por 48 horas— a los inmigrantes reos que debían ser liberados, pero eran buscados por ICE.
Pero el 14 de noviembre, seis días después de que Flores se declaró culpable, un fallo judicial de la División de Apelaciones de la Corte Suprema de Nueva York, determinó que la política de Suffolk era “ilegal”. El dictamen decía que las autoridades estatales y locales no tienen autoridad para arrestar y detener a personas por violaciones a la ley civil de inmigración.
Sin embargo, en el fallo no había nada que impidiera a ICE poner bajo custodia a Flores inmediatamente después de su liberación.

Condena anulada, pero culpable otra vez
Flores, ahora de 32 años, fue condenado en el 2015 por Homicidio no intencional en 2do grado, por el asesinato a puñaladas de Carlos Velásquez, de 40 años. Los dos hombres se enfrascaron en una pelea durante una fiesta el 9 de marzo del 2014, y Flores apuñaló a Velásquez en el abdomen, cortándole el hígado y perforando su corazón. En el juicio, Browns argumentó que Flores se estaba defendiendo contra Velásquez, quien era mucho más grande.
A principios de octubre pasado, un tribunal estatal de apelaciones anuló la condena por Homicidio no intencional de Flores, debido a la conducta indebida de un fiscal del Condado de Suffolk, durante su alegato final del juicio, que privó al acusado de un juicio justo.

Ya había cumplido su condena
Y aunque la condena fue anulada a principios de octubre, el 8 de noviembre, Flores se declaró culpable del mismo delito, pero recibió una sentencia reducida de 1½ a 4 años.
Debido a que él ya había cumplido 4 años y 7 meses en prisión, su sentencia había sido cumplida. Sin embargo, no fue liberado de inmediato porque los funcionarios de la cárcel consultaron con el sistema penitenciario del estado para confirmar que se había completado su sentencia. Aunque ese proceso ocurre rápidamente, puede tomar hasta dos semanas, dijo Sharkey. Flores fue liberado 11 días después, el 16 de noviembre.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí