La Final de la Copa Libertadores será fuera de la Argentina

60

Redacción LTH
Luego de reunirse por más de dos horas con los presidentes del River Plate y de Boca Juniors, Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol, anunció que el partido de vuelta por la final de la Copa Libertadores se jugará “entre los días 8 y 9 de diciembre” fuera de la Argentina, aunque no está decidido ni la sede, ni el horario, al cierre de esta edición.
Domínguez explicó que le encuentro será “fuera de Argentina porque no están dadas las condiciones para que sea en ese país”.
De otro lado, no hubo una respuesta oficial respecto del reclamo presentado por Boca Juniors, que pidió que lo proclamaran campeón sin jugar, Domínguez aclaró que la decisión estará sujeta al fallo del Tribunal Disciplinario.
Algunos minutos antes de que Domínguez hiciera el anuncio, en una conferencia donde no se aceptaron preguntas, la Conmebol emitió un comunicado oficial sobre la mudanza de la final. Allí explicó que una vez que el Tribunal Disciplinario se expida, la entidad “se hará cargo de todos los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno de hasta 40 personas por delegación”. Asimismo, indicó que “las coordinaciones de seguridad con las autoridades correspondientes” correrán por cuenta de la Conmebol.

Intentó enviar mensaje de paz
En la conferencia de prensa en solitario, Domínguez intentó enviar un mensaje de paz para ambos clubes y reclamó a la dirigencia que haga lo mismo “para erradicar la enfermedad de la violencia”. “Mi pedido a ambos presidentes, independientemente de que tienen la obligación de defender los derechos de sus instituciones, es un pedido de que el mensaje que se envíe sea el correcto: el fútbol hace amigos, nos une”, puntualizó.
A pesar de que ni Rodolfo D’Onofrio, presidente el River, y Daniel Angelici, presidente del Boca, lo acompañaron, Domínguez aclaró que “la reunión fue muy amena” y dejó en claro que la posición de la entidad es que el partido se juegue, aunque ya no en Argentina. “Tenemos la obligación de programar el partido, sujeto a lo que resuelva la Comisión Disciplinaria”, repitió.

Las duras sanciones si Boca se niega
“No aceptamos jugar ningún partido. Vamos a ir al Tribunal de Apelaciones de la Conmebol. Vamos a agotar todas las instancias administrativas que tengamos dentro del organismo. Si tenemos que ir al TAS, vamos a ir”, fueron las palabras de Daniel Angelici, presidente de Boca, a pesar de que la Conmebol anunció que la Superfinal de la Copa Libertadores frente a River se disputará el 8 o el 9 de diciembre, si el fallo del Tribunal de Disciplina lo confirma.
Pues bien, ¿qué puede suceder con el futuro de Boca en la competencia si se niega a jugar? En ese caso, el reglamento de Conmebol hace referencia a que el equipo que tome esa decisión se le dará por perdido el partido, según el Artículo 179, y eso no es todo.
En el artículo siguiente (180), se explica que el club en cuestión “pagará una indemnización por cualquier daño o perjuicio realizado contra Conmebol, la Asociación Anfitriona y/o otra Asociación Participante y no tendrá derecho a una remuneración financiera por parte de Conmebol, que puede considerar futuras medidas”. Estas sanciones podrían ser desde multas económicas hasta sanciones para futuras competiciones.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí