Rusos comprobarán si los “estadounidenses llegaron a la Luna”

56

Redacción LTH
Para los norteamericanos el 21 de julio de 1969, es una de las fechas más gloriosas de su nación. Ese día, según la historia oficial, Neil Armstrong y la tripulación del Apolo 11 completaron una de las mayores hazañas de la historia: Aterrizar en la Luna.
«Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad», pronunció Armstrong tras posar sus pies sobre el satélite, en una frase que ha quedado ya para la posteridad.
Desde entonces, y pese a la insistencia de Estados Unidos y la NASA en la veracidad de aquel primer alunizaje, han sido muchos los que, con evidencias y declaraciones de personajes relacionados con el hecho, han dudado de que fuese real. Las dudas acerca de si el Apolo 11 y Armstrong llegaron a la Luna han estado siempre presentes.

Los rusos lo comprobarán
El próximo año se cumplirán cincuenta años de aquel histórico momento, que algunos desde Rusia tampoco terminan de creer como veraz. En ese sentido, Dmitry Rogozin, el director general de Roscosmos, la agencia espacial rusa, anunció la propuesta de una misión a la Luna que se encargue de verificar si aquel alunizaje del Apolo 11 fue o no real. Y algunos disciernen que el anuncio tiene mensajes encubiertos.
«Hemos establecido este objetivo: de volar y verificar si los estadounidenses estuvieron allí o no», señaló Rogozin, en respuesta acerca de una pregunta sobre si la NASA llegó a la Luna o no. Una afirmación que hizo en tono distendido.

Cuales sería los mensajes encubiertos
¿Qué quiso decir realmente el oficial ruso con su anuncio? En primera instancia que en 1969, al parecer, no existía la tecnología real para realizar tal hazaña. En este sentido, el jefe de Roscosmos subrayó que la exploración de la Luna está asociada con riesgos.
“Una cosa es mantener una estación [espacial] con personas a bordo a una altitud de 400 kilómetros (que recién fue completada en el año 2000), y otra cosa es hacerlo a una altitud de 400,000 kilómetros”, indicó, en referencia a un viaje que se hizo hace medio siglo y cuyo proyecto se abandonó sin explicaciones convincentes —aunque, según expertos, se cree que el proyecto lunar se usó para encubrir los enormes costos para la investigación y desarrollo de la tecnología para los misiles nucleares durante la Guerra Fría.

¿Y si descubren que fue una farsa?
De otro lado, ¿qué pasaría sí los rusos lograsen aterrizar en la luna y descubrieran que los norteamericanos nunca aterrizaron allí? Los rusos podrían tener una información más que explosiva en sus manos, que podrían usarla de dos formas. Una, divulgarla y dejar en ridículo a EE.UU. a una escala nunca antes vista, y otra mantenerla en secreto y usarla como un arma de chantaje para negociar en mejores condiciones en la transición del ya decadente Sistema-Mundo unipolar de EE.UU., a un Nuevo Sistema-Mundo Eurocéntrico.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí