Los dinosaurios Demócratas regresan al Congreso

35

Por Thomas L. Knapp
A fines de noviembre, los demócratas electos a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos se reunieron, para comenzar a elegir su liderazgo para el 116to Congreso, que se iniciará el 3 de enero del 2019.
La candidata respaldada por el partido —aunque no es la favorita— para ser la Presidente de la Cámara de Representantes es la ex Presidenta de la Cámara —hasta que su partido perdió la mayoría en el 2010— y la actual Líder de la Minoría —desde entonces— Nancy Pelosi, de 78 años y de California, quien está en el Congreso desde 1987.
El Líder de la Mayoría entrante será el ex Líder de la Mayoría —hasta que su partido perdió la cámara en 2010— y el actual Líder de la Minoría —desde entonces— Steny Hoyer, de 79 años de Maryland, en el Congreso desde 1981.
El Líder Adjunto de la Minoría entrante será el ex Líder Adjunto de la Minoría —hasta que su partido perdió la cámara en 2010— y el actual Líder Adjunto de la Minoría —desde entonces— Jim Clyburn, de Carolina del Sur, de 78 años, en el Congreso desde 1993.

La vieja guardia vuelve al poder
¿Se nota una tendencia? Los demócratas de la Cámara están ganándole a las exhibiciones de dinosaurios del Smithsonian, para cubrir sus posiciones de liderazgo. Están aprovechando algunos rostros más jóvenes para algunos puestos de liderazgo menos poderosos, pero la vieja guardia, los políticos que perdieron el Congreso en el 2010, están volviendo al poder como si los últimos ocho años no hubieran existido.
Pero en esos ocho años SÍ sucedieron muchas cosas, y en la medida en que los logros demócratas en la Cámara de Representantes, durante las últimas elecciones, pueden atribuirse a una “ola azul” y a los Demócratas Socialistas y Justicieros de la generación del Milenio, es sabido que la “ola” fue una respuesta al fracaso absoluto del liderazgo del Partido Demócrata durante esos ocho años y como una reacción al mal gobierno republicano y al ascenso de Donald Trump.

Los dinosaurios de Hillary
Estos son los mismos líderes (dinosáuricos) del partido que empujaron implacablemente a la fallida campaña presidencial de Hillary Clinton, que permitió entregarle la Casa Blanca a Trump hace dos años. [Aunque ella ganó el voto popular.]
Estos son los mismos líderes del partido que apoyaron a los candidatos “intermedios” del establishment en las elecciones primarias de todo el país, frente a una nueva cosecha de “socialistas demócratas”, o al menos “progresistas”, insurgentes, que lo hicieron sorprendentemente bien dado que tenían que luchar contra el establishment de su propio partido, antes de enfrentarse a sus oponentes republicanos.

“¿Está loco el establishment?”
Como partidario de los libertarios, no soy quien para dar consejos ideológicos o políticos a los demócratas de ninguna de las dos facciones del partido. Ellos creen lo que creen, por muy equivocadas que puedan ser esas creencias.
Sin embargo, como espectador interesado, tengo que ofrecer una estrategia “¿Está loco el establishment del partido?” para que vuelvan los dinosaurios.
Si se les ha dado la oportunidad —aunque podría decirse que es un mandato de sus votantes— para cambiar las cosas, el establishment del partido está haciendo lo mismo otra vez, mientras aparentemente anticipa resultados diferentes.
Ese enfoque no es un buen augurio para las perspectivas demócratas de cara al 2020, ni para el Congreso ni para la Casa Blanca. Sin embargo, podría ser un buen augurio para el cambio y para la libertad.

¿Y si los votantes buscan otros partidos?
Los dos partidos políticos más grandes de Estados Unidos se están haciendo pedazos de diferentes maneras: Los republicanos abandonando cualquier pretensión de creer realmente en su propio lema de un “gobierno más pequeño” —con Trump dándole al Pentágono todo el dinero que quiere—, mientras que los demócratas se niegan a dejar el pasado de la Máquina del Tiempo.
Tal vez los votantes busquen en el Partido Libertario, el Partido Verde o el Partido de la Reforma —o en los Milenios Demócratas Socialista y Justicieros sí forman su propia facción— los cambios que los partidos de los dinosaurios siguen prometiendo darles y luego no cumplen.

Thomas L. Knapp (Twitter: @thomaslknapp) es director y analista senior de noticias en el Centro William Lloyd Garrison para el Periodismo de Defensa Libertario (thegarrisoncenter.org). Vive y trabaja en el centro norte de Florida.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí