Protestan en Long Island contra el ataque con gas lacrimógeno a los migrantes de la frontera

74
Una imagen de la protesta en Long Island, contra el ataque con gas lacrimógeno a los migrantes de la frontera. Foto: Newsday

Redacción LTH
Más de medio centenar de manifestantes se reunieron en Huntington Station, el sábado 1ro de diciembre, para protestar contra el ataque con gas lacrimógeno que sufrieron los migrantes solicitantes de asilo en la frontera de EE. UU.-México, una acción que ha sido ampliamente criticada y que incluso ha sido calificada como un presunto “crimen de guerra”.
“Estoy aquí protestando por lo que está sucediendo en la frontera”, dijo María Llivicura, de 26 años y residente de West Hempstead, agregando que los migrantes tienen el derecho humano a vivir en los Estados Unidos, pero que “no les estamos dando una oportunidad”.

Protesta a nivel nacional
Alrededor de unos 60 o más manifestantes, que se reunieron en la intersección de la Ruta 110 y Jericho Turnpike, formaron parte de una “Protesta para Detener los Gases Lacrimógenos”, organizada a nivel nacional por “Families Belong Together”, una entidad que alberga a los grupos que se oponen a las políticas anti-inmigrante del gobierno de Trump. Muchas organizaciones de Long Island, incluidas la Long Island Inclusive Communities Against Hate, Latinos Unidos de Long Island y la Long Island Network for Change, se unieron a la causa.
En la protesta del sábado, algunos manifestantes sostuvieron carteles que decían que “Solidaridad con los Refugiados” y “El gas lacrimógeno contra los refugiados es criminal”.
“Estamos exigiendo justicia y compasión en la frontera. Estamos muy molestos por el lanzamiento de gas lacrimógeno a los niños”, dijo la organizadora Eve Krief.

Agentes dicen que los atacaron
El domingo 25 de noviembre, agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos lanzaron gases lacrimógenos contra los migrantes que intentaron evadir un bloqueo de la policía mexicana en Tijuana e intentaron cruzar hacia los EE.UU. El Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Kevin McAleenan, dijo que cuatro agentes fueron golpeados con piedras, según la Associated Press.
El presidente Donald Trump defendió las acciones de los agentes y dijo que fueron enfrentados “por malandrines” y que el gas lacrimógeno era “muy seguro”, informó la AP.

Lo que hace Trump es “espantoso”
Los manifestantes también hablaron de su frustración por la separación de los niños migrantes de sus padres, tras cruzar ilegalmente la frontera de los Estados Unidos. Ante una fuerte oposición, Trump terminó esta práctica en junio. Pero a la fecha es posible que más de un centenar de esos niños no vuelvan a ver a sus padres, según la declaración de algunos oficiales.
“Creo que lo que está haciendo la administración de Trump es espantoso”, dijo Joseph Sarno, presidente de los Jóvenes Demócratas de Huntington. “Todos somos humanos y merecemos respeto y amor. Estas personas vienen de situaciones lamentables y vienen aquí arriesgando sus vidas, por lo que necesitamos ayudarlos”.

Dejar respuesta

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí